#BringOurGirlsBack: a Michelle Obama y a Cospedal les sale el tiro por la culata

El delicado caso de los centenares de niñas secuestradas en Nigeria nos ha ofrecido estos días más ejemplos de cómo de fácil es que los personajes públicos que aprovechan campañas en las redes sociales para ganar, es de suponer, visibilidad y prestigio les acabe saliendo el tiro por la culata. Es lo que tiene la espontaneidad y dificultad de control de Internet como espacio de debate público.

Es lo que les ha pasado a la primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama y a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras decidir participar en la campaña internacional #BringOurGirlsBack que pide la liberación de las niñas. La visibilidad que han conseguido ha tenido resultados inesperados: algunos usuarios de Twitter han manipulado las imágenes oficiales para destacar asuntos de los que ellas pretendían desviar la atención de la opinión pública.

En el caso de Michelle Obama, los usuarios han aprovechado para criticar la política exterior de los EE.UU. y apuntar la hipocresía del apoyo de la primera dama en la campaña:

En el caso de Cospedal, las críticas políticas bien han evolucionado hacia todo tipo de bromas y estilos. A continuación recogemos algunas de las variaciones de la imagen inicial. En el Diario Ara y el Huffington Post podéis ver más:

#BringOurGirlsBack: a Michelle Obama y a Cospedal les sale el tiro por la culata

El delicado caso de los centenares de niñas secuestradas en Nigeria nos ha ofrecido estos días más ejemplos de cómo de fácil es que los personajes públicos que aprovechan campañas en las redes sociales para ganar, es de suponer, visibilidad y prestigio les acabe saliendo el tiro por la culata. Es lo que tiene la espontaneidad y dificultad de control de Internet como espacio de debate público.

Es lo que les ha pasado a la primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama y a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras decidir participar en la campaña internacional #BringOurGirlsBack que pide la liberación de las niñas. La visibilidad que han conseguido ha tenido resultados inesperados: algunos usuarios de Twitter han manipulado las imágenes oficiales para destacar asuntos de los que ellas pretendían desviar la atención de la opinión pública.

En el caso de Michelle Obama, los usuarios han aprovechado para criticar la política exterior de los EE.UU. y apuntar la hipocresía del apoyo de la primera dama en la campaña:

En el caso de Cospedal, las críticas políticas bien han evolucionado hacia todo tipo de bromas y estilos. A continuación recogemos algunas de las variaciones de la imagen inicial. En el Diario Ara y el Huffington Post podéis ver más: