Comforsa abre una oficina comercial en Japón

Sr. Keijiro Aso, Area Manager de Comforsa al Japó, i Eduard Jaklitsch, Director General de Comforsa

Sr. Keijiro Aso, Area Manager de Comforsa en Japón, y Eduard Jaklitsch, Director General de Comforsa.

Comforsa ha abierto su primera oficina comercial en el extranjero y lo ha hecho en Japón, uno de los mercados con más alto potencial de crecimiento para sus productos de forja avanzada. La implantación de esta oficina, localizada en Tokio, ha contado con el apoyo de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya.

Desde esta nueva localización, Comforsa cubrirá su actividad comercial en el mercado asiático con el objetivo de incrementar la cuota de penetración de sus productos de forja en los mercados japonés y coreano y, a medio plazo, expandir la actividad a mercados emergentes en su sector, como son China e Indonesia.

Eduard Jaklistch, director general de Comforsa, considera que “el trabajo que se ha llevado a cabo estos últimos años para mejorar la competitividad y los estándares de calidad ha sido clave para mejorar la penetración de nuestros productos en los mercados asiáticos, especialmente en los más avanzados como Japón o Corea”.

Comforsa, con sede en Campdevànol, cuenta con un total de aproximadamente 400 trabajadores, siendo la empresa  más importante del Ripollès en cuanto a puestos de trabajo directos e indirectos. La organización ha cerrado el ejercicio de 2014 con una facturación de 69,4 millones de euros, registrando 3,4 en el mercado japonés, en el que prevé llegar a los 3,6 millones este año.

Comforsa abre una oficina comercial en Japón

Sr. Keijiro Aso, Area Manager de Comforsa al Japó, i Eduard Jaklitsch, Director General de Comforsa

Sr. Keijiro Aso, Area Manager de Comforsa en Japón, y Eduard Jaklitsch, Director General de Comforsa.

Comforsa ha abierto su primera oficina comercial en el extranjero y lo ha hecho en Japón, uno de los mercados con más alto potencial de crecimiento para sus productos de forja avanzada. La implantación de esta oficina, localizada en Tokio, ha contado con el apoyo de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya.

Desde esta nueva localización, Comforsa cubrirá su actividad comercial en el mercado asiático con el objetivo de incrementar la cuota de penetración de sus productos de forja en los mercados japonés y coreano y, a medio plazo, expandir la actividad a mercados emergentes en su sector, como son China e Indonesia.

Eduard Jaklistch, director general de Comforsa, considera que “el trabajo que se ha llevado a cabo estos últimos años para mejorar la competitividad y los estándares de calidad ha sido clave para mejorar la penetración de nuestros productos en los mercados asiáticos, especialmente en los más avanzados como Japón o Corea”.

Comforsa, con sede en Campdevànol, cuenta con un total de aproximadamente 400 trabajadores, siendo la empresa  más importante del Ripollès en cuanto a puestos de trabajo directos e indirectos. La organización ha cerrado el ejercicio de 2014 con una facturación de 69,4 millones de euros, registrando 3,4 en el mercado japonés, en el que prevé llegar a los 3,6 millones este año.