Creatividad, fundraising y redes sociales

Instagram es una de las aplicaciones móviles de fotografía más populares. Hay más de 90 millones de usuarios que comparten imágenes en todo el mundo y cada día se suben unos 40 millones de fotografías. Los datos apuntan a que España es el 4 º país en el ranking de actividad de esta aplicación. Una de las características es la posibilidad de aplicar filtros a las fotografías, con resultados tan sorprendentes que incluso permite a los usuarios creer que son buenos fotógrafos. Queda claro el alto potencial social, de marketing y de comunicación de esta herramienta.

Una curiosidad: la comida es uno de los temas predilectos de los “instagramers”, hasta el punto de que su uso ha dado lugar a redes sociales temáticas donde se comparten imágenes de platos, como es Foodspotting.

Manos Unidas y la agencia DDB han aprovechado todos estos elementos para lanzar una iniciativa muy innovadora: #Foodsharefilter, con el lema “Si quieres compartir comida, compártela de verdad”. Una aplicación consistente en un filtro específico que permite dar un formato concreto a tus fotografías de platos de comida y compartirlas en tus redes sociales.

Esta iniciativa se muestra como una potente acción que cubre diferentes objetivos al mismo tiempo:

  • Es una acción de fundraising. El importe de la venta de este filtro, que tiene un coste de 0’89 euros en las tiendas de Apple y Google, sirve para recaudar fondos para los programas de ayuda contra el hambre de la organización.
  • Es una acción de notoriedad de Manos Unidas. La marca dela ONGaparece en el marco de las fotografías que se comparten.
  • Es una acción con una alta capacidad de sensibilizar al receptor respecto a los problemas del hambre y la desnutrición, ayudado por el mensaje del marco de la fotografía.
  • Acercar la organización y su acción a targets más jóvenes y nuevos.
  • Es una acción viral, que por su difusión y la facilidad con que se puede replicar, tiene un potencial multiplicador muy interesante.

En conjunto es una iniciativa que aprovecha muy bien las posibilidades de las herramientas digitales móviles y las aplicaciones, así como los nuevos hábitos adquiridos con la integración de estas herramientas en nuestras vidas.

La crítica es para las riquísimas y omnipotentes Google y Apple, que a pesar de tratarse de una acción con un fondo solidario, continúan cobrando las respectivas comisiones de 0’26 € y 0’35 € por cada descarga en sus plataformas de venta de aplicaciones. ¿Es prepotencia? ¿Un error por parte de los departamentos de comunicación y marketing?

Creatividad, fundraising y redes sociales

Instagram es una de las aplicaciones móviles de fotografía más populares. Hay más de 90 millones de usuarios que comparten imágenes en todo el mundo y cada día se suben unos 40 millones de fotografías. Los datos apuntan a que España es el 4 º país en el ranking de actividad de esta aplicación. Una de las características es la posibilidad de aplicar filtros a las fotografías, con resultados tan sorprendentes que incluso permite a los usuarios creer que son buenos fotógrafos. Queda claro el alto potencial social, de marketing y de comunicación de esta herramienta.

Una curiosidad: la comida es uno de los temas predilectos de los “instagramers”, hasta el punto de que su uso ha dado lugar a redes sociales temáticas donde se comparten imágenes de platos, como es Foodspotting.

Manos Unidas y la agencia DDB han aprovechado todos estos elementos para lanzar una iniciativa muy innovadora: #Foodsharefilter, con el lema “Si quieres compartir comida, compártela de verdad”. Una aplicación consistente en un filtro específico que permite dar un formato concreto a tus fotografías de platos de comida y compartirlas en tus redes sociales.

Esta iniciativa se muestra como una potente acción que cubre diferentes objetivos al mismo tiempo:

  • Es una acción de fundraising. El importe de la venta de este filtro, que tiene un coste de 0’89 euros en las tiendas de Apple y Google, sirve para recaudar fondos para los programas de ayuda contra el hambre de la organización.
  • Es una acción de notoriedad de Manos Unidas. La marca dela ONGaparece en el marco de las fotografías que se comparten.
  • Es una acción con una alta capacidad de sensibilizar al receptor respecto a los problemas del hambre y la desnutrición, ayudado por el mensaje del marco de la fotografía.
  • Acercar la organización y su acción a targets más jóvenes y nuevos.
  • Es una acción viral, que por su difusión y la facilidad con que se puede replicar, tiene un potencial multiplicador muy interesante.

En conjunto es una iniciativa que aprovecha muy bien las posibilidades de las herramientas digitales móviles y las aplicaciones, así como los nuevos hábitos adquiridos con la integración de estas herramientas en nuestras vidas.

La crítica es para las riquísimas y omnipotentes Google y Apple, que a pesar de tratarse de una acción con un fondo solidario, continúan cobrando las respectivas comisiones de 0’26 € y 0’35 € por cada descarga en sus plataformas de venta de aplicaciones. ¿Es prepotencia? ¿Un error por parte de los departamentos de comunicación y marketing?