La cirugía estética de Apple no gusta

Apple se ha visto obligada a retirar una aplicación que la semana pasada puso a disposición de sus usuarios en App Store bajo el nombre Plastic Surgery & Plastic Doctor & Plastic Hospital Office for Barbie Version. Y lo ha hecho debido a las numerosas quejas y críticas surgidas a raíz de la campaña de denuncia vía Twitter impulsada por The Everyday Sexism Project, una plataforma con sede en Londres que recoge las quejas de los ciudadanos ante situaciones de desigualdad de sexo.

Sin ninguna relación con la internacional muñeca de Mattel, la aplicación –de uso gratuito y apta para menores a partir de los 9 años– invitaba a los usuarios a arreglar los problemas estéticos de una “desafortunada chica con problemas de sobre exceso de peso a quien las dietas no podían ayudarla”. ¿Cómo? Mediante soluciones de cirugía estética, como la liposucción, para hacerla más delgada y bonita.

El éxito de la demanda de @EveryDaySexism, retwiteada de forma masiva por los usuarios de la red, forzó a Apple a retirar la aplicación en pocas horas, añadiendo el descubrimiento de un segundo juego muy similar, en este caso de Google Play. La chica se llamaba Bárbara y su problema, una pasión desmesurada por las hamburguesas y el chocolate que la habían vuelto fea. ¿La solución? ¡Una operación!

Es posible que ni Apple ni Google pretendieran con sus juegos fomentar trastornos alimentarios entre adolescentes, jóvenes y personas en general, tal vez no pretendían invitar a todas las imperfectas del mundo a pasar por un quirófano pero … He aquí otro ejemplo de la falta de sensibilidad y, sobre todo, responsabilidad de las compañías ante los mensajes que, entre líneas, emiten y su digestión entre los receptores más sugestionables.

La cirugía estética de Apple no gusta

Apple se ha visto obligada a retirar una aplicación que la semana pasada puso a disposición de sus usuarios en App Store bajo el nombre Plastic Surgery & Plastic Doctor & Plastic Hospital Office for Barbie Version. Y lo ha hecho debido a las numerosas quejas y críticas surgidas a raíz de la campaña de denuncia vía Twitter impulsada por The Everyday Sexism Project, una plataforma con sede en Londres que recoge las quejas de los ciudadanos ante situaciones de desigualdad de sexo.

Sin ninguna relación con la internacional muñeca de Mattel, la aplicación –de uso gratuito y apta para menores a partir de los 9 años– invitaba a los usuarios a arreglar los problemas estéticos de una “desafortunada chica con problemas de sobre exceso de peso a quien las dietas no podían ayudarla”. ¿Cómo? Mediante soluciones de cirugía estética, como la liposucción, para hacerla más delgada y bonita.

El éxito de la demanda de @EveryDaySexism, retwiteada de forma masiva por los usuarios de la red, forzó a Apple a retirar la aplicación en pocas horas, añadiendo el descubrimiento de un segundo juego muy similar, en este caso de Google Play. La chica se llamaba Bárbara y su problema, una pasión desmesurada por las hamburguesas y el chocolate que la habían vuelto fea. ¿La solución? ¡Una operación!

Es posible que ni Apple ni Google pretendieran con sus juegos fomentar trastornos alimentarios entre adolescentes, jóvenes y personas en general, tal vez no pretendían invitar a todas las imperfectas del mundo a pasar por un quirófano pero … He aquí otro ejemplo de la falta de sensibilidad y, sobre todo, responsabilidad de las compañías ante los mensajes que, entre líneas, emiten y su digestión entre los receptores más sugestionables.