El hombre del tiempo no ama el 5G

Vodafone ha anunciado que hoy, 15 de junio, lanzará la primera red comercial 5G en la España. Sin embargo, la tecnología insignia de la nueva generación de telefonía móvil, que se implantará a lo largo del próximo año, tiene efectos colaterales. Se dice que será una auténtica revolución, cuyo impacto va más allá de un simple cambio de tecnología. La gran promesa de un salto cualitativo en las conexiones, con transferencia de datos hasta 10 veces más rápidas que las actuales, está provocando también muchos dolores de cabeza.

No sólo supone un importante aumento del consumo de energía (y de las emisiones contaminantes), sino que también dificulta las operaciones de otros sectores. Por ejemplo, interfiere los satélites de observación meteorológica y reduce el espectro actualmente utilizado por la Televisión Digital Terrestre (TDT).

El ciclón 5G hace peligrar la predicción del tiempo

Una reciente investigación de la prestigiosa revista científica Nature señala que los dispositivos conectados con tecnología 5G interferirán significativamente los satélites de observación, fundamentales para la predicción del tiempo.

En Estados Unidos ya ha comenzado la adjudicación de bandas entre los 24.25 y los 25.25 gigahercios (Ghz). La publicación de Nature advierte que los dispositivos que utilizan la banda más cercana a los 23.8 Ghz (la que utilizan los medidores meteorológicos que monitorizan la concentración de vapor de agua en la atmósfera) impedirán la elaboración de pronósticos del tiempo fiables.

El Centro Europeo para Predicciones Meteorológicas de Rango Medio se ha alineado con las reclamaciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, siglas en inglés) y la Agencia Espacial Norteamericana (NASA). Las tres instituciones han pedido a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que colabore para encontrar una solución a este problema, que afectará a todas las agencias meteorológicas que se alimentan de los datos americanos.

5G contra la TDT

La implantación de la tecnología 5G también afectará las operaciones de la TDT, ya que ésta deberá liberar la banda la banda de 700 megahercios, necesaria para llevar la cobertura del 5G hasta los territorios más remotos.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha advertido que esto supondrá una pérdida de hasta el 30% del espectro que actualmente utiliza la TDT.

El hombre del tiempo no ama el 5G

Vodafone ha anunciado que hoy, 15 de junio, lanzará la primera red comercial 5G en la España. Sin embargo, la tecnología insignia de la nueva generación de telefonía móvil, que se implantará a lo largo del próximo año, tiene efectos colaterales. Se dice que será una auténtica revolución, cuyo impacto va más allá de un simple cambio de tecnología. La gran promesa de un salto cualitativo en las conexiones, con transferencia de datos hasta 10 veces más rápidas que las actuales, está provocando también muchos dolores de cabeza.

No sólo supone un importante aumento del consumo de energía (y de las emisiones contaminantes), sino que también dificulta las operaciones de otros sectores. Por ejemplo, interfiere los satélites de observación meteorológica y reduce el espectro actualmente utilizado por la Televisión Digital Terrestre (TDT).

El ciclón 5G hace peligrar la predicción del tiempo

Una reciente investigación de la prestigiosa revista científica Nature señala que los dispositivos conectados con tecnología 5G interferirán significativamente los satélites de observación, fundamentales para la predicción del tiempo.

En Estados Unidos ya ha comenzado la adjudicación de bandas entre los 24.25 y los 25.25 gigahercios (Ghz). La publicación de Nature advierte que los dispositivos que utilizan la banda más cercana a los 23.8 Ghz (la que utilizan los medidores meteorológicos que monitorizan la concentración de vapor de agua en la atmósfera) impedirán la elaboración de pronósticos del tiempo fiables.

El Centro Europeo para Predicciones Meteorológicas de Rango Medio se ha alineado con las reclamaciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, siglas en inglés) y la Agencia Espacial Norteamericana (NASA). Las tres instituciones han pedido a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que colabore para encontrar una solución a este problema, que afectará a todas las agencias meteorológicas que se alimentan de los datos americanos.

5G contra la TDT

La implantación de la tecnología 5G también afectará las operaciones de la TDT, ya que ésta deberá liberar la banda la banda de 700 megahercios, necesaria para llevar la cobertura del 5G hasta los territorios más remotos.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha advertido que esto supondrá una pérdida de hasta el 30% del espectro que actualmente utiliza la TDT.