Turismo de Flandes se enfrenta a Facebook: ¿los querubines de Rubens son «indecentes»?

Facebook no sabe distinguir entre la pornografía y el arte. Que Facebook censura las imágenes del cuerpo humano desnudo, incluso cuando se trata de obras de arte o de imágenes educativas, es un hecho que ya se ha comprobado muchas veces. Algunos, sin embargo, empiezan a estar hartos y responden con la única arma posible: contenidos susceptibles de convertirse en virales en las redes sociales, incluida Facebook, evidentemente.

Es el caso de Toerisme Vlaanderen, la oficina de turismo de Flandes, indignada con la censura en Facebook de los materiales promocionales de una exposición de las obras maestras de los grandes pintores de la región, uno de sus principales atractivos turísticos. La respuesta de la institución, tan inteligente como sorprendente, ha sido un vídeo humorístico diseñado expresamente para difundir en la red social, que critica la política de Facebook contra todo tipo de desnudos, sin ningún respeto por el valor histórico y humanístico de la representación del cuerpo humano en el arte.

El vídeo muestra a un grupo de supuestos guardas de seguridad dirigiéndose a los visitantes del museo Maison de Rubens en Amberes para apartarlos de las obras de arte que estos están observando, mientras les explican que si tienen cuentas personales en las redes sociales, no los pueden dejar disfrutar del arte, ya que su deber es «proteger al público contra la desnudez».

Como parte de la misma acción de comunicación para denunciar el despropósito de la censura de obras de arte en Facebook, Toerisme Vlaanderen, junto con otras instituciones culturales belgas como Bozar, ha enviado una carta abierta a Mark Zuckerberg. “Pechos, glúteos y los querubines de Peter Paul Rubens se consideran indecentes. No por nuestra parte, sino por la suya», señala la carta.

Para el periodo 2018-2019, la oficina flamenca ha diseñado un plan para promover en las redes sociales la obra de reconocidos artistas de la región de los siglos XV, XVI y XVII como Rubens, Bruege o Van Eyck, entre otros. Una misión que, según señaló a la prensa el CEO de Toerisme Vlaanderen CEO Peter De Wilde, «ahora mismo es imposible».

En plena polémica por las recientes declaraciones de Zuckerberg sobre el derecho de los negacionistas nazis a expresarse en Facebook, que han desembocado en acusaciones de proteger a la extrema derecha, una pregunta se hace necesaria: ¿qué tipo de contenidos y qué tipo de emisores son bienvenidos en la plataforma?

La respuesta a la acción de no se ha hecho esperar. En respuesta a la carta abierta de protesta, Zuckerberg ha invitado a representantes de las instituciones flamencas a discutir sobre las publicaciones en la plataforma que contienen «demasiada desnudez». Por algún lugar se empieza.

Turismo de Flandes se enfrenta a Facebook: ¿los querubines de Rubens son «indecentes»?

Facebook no sabe distinguir entre la pornografía y el arte. Que Facebook censura las imágenes del cuerpo humano desnudo, incluso cuando se trata de obras de arte o de imágenes educativas, es un hecho que ya se ha comprobado muchas veces. Algunos, sin embargo, empiezan a estar hartos y responden con la única arma posible: contenidos susceptibles de convertirse en virales en las redes sociales, incluida Facebook, evidentemente.

Es el caso de Toerisme Vlaanderen, la oficina de turismo de Flandes, indignada con la censura en Facebook de los materiales promocionales de una exposición de las obras maestras de los grandes pintores de la región, uno de sus principales atractivos turísticos. La respuesta de la institución, tan inteligente como sorprendente, ha sido un vídeo humorístico diseñado expresamente para difundir en la red social, que critica la política de Facebook contra todo tipo de desnudos, sin ningún respeto por el valor histórico y humanístico de la representación del cuerpo humano en el arte.

El vídeo muestra a un grupo de supuestos guardas de seguridad dirigiéndose a los visitantes del museo Maison de Rubens en Amberes para apartarlos de las obras de arte que estos están observando, mientras les explican que si tienen cuentas personales en las redes sociales, no los pueden dejar disfrutar del arte, ya que su deber es «proteger al público contra la desnudez».

Como parte de la misma acción de comunicación para denunciar el despropósito de la censura de obras de arte en Facebook, Toerisme Vlaanderen, junto con otras instituciones culturales belgas como Bozar, ha enviado una carta abierta a Mark Zuckerberg. “Pechos, glúteos y los querubines de Peter Paul Rubens se consideran indecentes. No por nuestra parte, sino por la suya», señala la carta.

Para el periodo 2018-2019, la oficina flamenca ha diseñado un plan para promover en las redes sociales la obra de reconocidos artistas de la región de los siglos XV, XVI y XVII como Rubens, Bruege o Van Eyck, entre otros. Una misión que, según señaló a la prensa el CEO de Toerisme Vlaanderen CEO Peter De Wilde, «ahora mismo es imposible».

En plena polémica por las recientes declaraciones de Zuckerberg sobre el derecho de los negacionistas nazis a expresarse en Facebook, que han desembocado en acusaciones de proteger a la extrema derecha, una pregunta se hace necesaria: ¿qué tipo de contenidos y qué tipo de emisores son bienvenidos en la plataforma?

La respuesta a la acción de no se ha hecho esperar. En respuesta a la carta abierta de protesta, Zuckerberg ha invitado a representantes de las instituciones flamencas a discutir sobre las publicaciones en la plataforma que contienen «demasiada desnudez». Por algún lugar se empieza.